En el mismo corazón de La Habana Vieja; se alza soberana La Catedral de la Virgen María de la Concepción Inmaculada de La Habana.

Se trata de una iglesia católica que por su belleza y monumentalidad; fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982. La que originalmente se llamó Catedral de la Arquidiócesis de La Habana; estuvo situada en los terrenos que hoy ocupa el Palacio de los Capitanes Generales. Ahora se ubica en la región más antigua de la capital de Cuba.

La Catedral de La Habana, que es como se le conoce en el argot popular; se inserta dentro de la corriente toscana. Los turistas que lleguen hasta allí pueden admirar sus dos torres campanarios a los laterales; el templo rectangular y el precioso mármol blanco y negro del piso. La Catedral es amplísima, específicamente, el templo, posee tres naves y ocho capillas divididos por rollizos pilares. La iglesia a modo general exibe varios sagrarios, y enterramientos de personas ilustres en aquel entonces. También cuenta con capillas muy interesantes.

Sobrecogen por su exquisitez los frescos, esculturas, altares y orfebrería allí contenida.  Las pinturas interiores representan la obra del francés Jean-Baptiste Vermay, pero afirma la literatura más actual que tres de los frescos pertenecen al italiano Perovani, y que solo las pinturas interiores estuvieron a cargo del francés Vermay.

El palacio de la Arquidiócesis de San Cristóbal de La Habana, está rodeada por una plaza en donde también confluyen otras arquitecturas que representan la nobleza de la Habana Colonial, entre estas el Museo de Arte Colonial, antigua casa del Marqués de Aguas Claras y el Palacio del Marqués de Arcos.

La Habana Vieja ofrece otros sitios de interés turístico además de esta vetusta catedral. Para quienes deseen hacer una estancia prolongada se recomienda la cadena hotelera Habaguanex S.A.  Esta  corporación pertenece a la Oficina del Historiador de La Habana, y como tal ofrece un producto encausado al disfrute de la historia y la cultura cubana. Los precios son bastante económicos y además el servicio de hospedaje generalmente se ofrece en las instalaciones de antiguas casonas coloniales.

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *